A pesar de que en Europa hay excelentes universidades, hoy en día muchos estudiantes apuestan por ir a estudiar a Suramérica.

No solo el sistema educativo de los países de Latinoamérica ha elevado mucho su calidad en los últimos años, sino que además la experiencia de estudiar en un país extranjero con diferente cultura, pero que tiene el mismo idioma, es enriquecedor desde el punto de vista personal. En otros países como Brasil, el crecimiento económico está en pleno ascenso, por lo que estudiar en ellos y luego aprovechar las oportunidades de trabajo resulta sumamente atractivo.

 

Las 10 mejores universidades de Suramérica

Primera en la lista de centros de altos estudios se ubica la Universidad de São Paulo (USP), la más grande e importante de todo Brasil, con once campus y 75000 estudiantes matriculados. Le sigue de cerca en cuanto a prestigio la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destacada a nivel mundial por su importante puesto en la investigación aplicada al desarrollo del país y Alma Mater de figuras tan célebres como el multimillonario Carlos Slim Helú.

En tercer puesto regresamos al gigante brasileño, con la Universidad Estatal de Campinas, (UNICAMP), que viene cumpliendo los 50 años de abrir oficialmente sus puertas. Para el cuarto lugar debemos viajar más al sur, a la Universidad de Chile, la más antigua del país. En quinta posición dentro de las mejores universidades de Suramérica tenemos que visitar a la vecina Universidad de Buenos Aires, aunque un estudio británico del año pasado la había dado como la mejor del continente.

Los escaños que quedan hasta el número diez son monopolizados en exclusiva por instituciones brasileñas. La Universidad Federal de Rio de Janeiro en sexto, séptima la Universidad Federal de Rio Grande del Sur (UFRGS), octava la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC), novena la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) y la Universidad de Brasília (UNB) en la décima posición entronizan a Brasil como el gigante de la educación superior en Suramérica, con siete de las diez posiciones privilegiadas.

No obstante, para los hispanoparlantes quedan aún muchas más posibilidades de centros de altos estudios prestigiosos en Suramérica. Todo está en seleccionar correctamente.